Excmo. Ayuntamiento de Navaluenga - registro@navaluenga.es
registro@navaluenga.es

El Concejo de Burgohondo

El 1 de junio de 1275, el rey Alfonso X “el Sabio”, con la concesión del privilegio de heredamiento sobre la Tierra del Burgo da origen a la creación del Concejo del Burgo, una de las primeras instituciones bajomedievales de la provincia. Navaluenga y otros ocho pueblos de la comarca formarán el Concejo y Universidad de la Tierra del Burgo, cuya capital se estable en Burgohondo en torno a la propia abadía de Santa María, un mismo espacio que ocupan dos instituciones diferentes, una civil y otra eclesiástica, no sin dificultades como demuestra la sentencia de 1351, que pone fin a un largo pleito entre ambas organizaciones de poder.

Integraban el mismo, los alcaldes mayores que constituían lo que es la figura del alcalde actual y los alcaldes ordinarios, uno por cada pueblo, elegidos anualmente en concejo abierto, así como el procurador del común y el escribano del concejo para la defensa de sus intereses y privilegios reales. Trataban temas o asuntos como la administración de las tierras comunales para dehesas, eras y pinares del común y los propios del consejo que eran aquellos que arrendaban a los particulares, además del reparto de impuestos, la fijación de tareas agrícolas y la defensa de su patrimonio y derechos, principalmente contra los abusos cometidos por Pedro Dávila, señor de Villafranca y Las Navas y por Gil Gómez Rengifo, señor de Almarza. Por otra parte, le correspondía a la abadía de Nuestra Señora del Fondo de Burgohondo como señorío jurisdiccional, la administración de alta y baja justicia, el cobro de determinados derechos de tipo feudal y los derechos orden eclesiástico como los diezmos.

libro22
libro11

© Todos los Derechos Reservados 2014 Excmo. Ayuntamiento de Navaluenga
Desarrollo por ovnyline