Excmo. Ayuntamiento de Navaluenga - registro@navaluenga.es
registro@navaluenga.es

Prc. Av-9 «Camino Viejo de Piedralaves»

Longitud Total: 12.7 KM

Tiempo: 4h. 30min.

Dificultad: Media

Recorrido: Navaluenga – Ermita de San Isidro – Silla de la Novia – Enlace con PRC-AV -10 – Bifurcación – El Enebral – Garganta de Muñogrande – Garganta del Horno – Collado «Pasada del Horco» – Garganta de Muñogrande – Garganta del Horno – Collado «Pasada del Horco» – Garganta del Risquillo – Garganta de los Calabares – Bifurcación – Navaluenga

Descripción de la ruta: Ruta que discurre por el camino, antaño utilizado por nuestros mayores, para el intercambio de productos entre Navaluenga y el Valle del Tiétar. Transcurre en gran parte de su trayecto entre rebollos, piornos y cambriones.
Partiendo del Puente Románico de Navaluenga tomamos, aún dentro del núcleo urbano, la Calle Camino Viejo de Piedralaves, punto de partida del antiguo camino arriero. Llegamos a través de él a la zona de El Barranco, punto al que se accede también en vehículo; poco después nos introducimos en una senda siempre ascendente que discurre entre robles hasta el paraje denominado Roza Martina- Cornalacabra.
Tras pasar por un puente de hormigón y otro de madera sobre la Garganta de Muñogrande, a una altitud de unos 1.300 metros y a cuatro kilómetros y medio del inico de la ruta , un indicativo de madera (dos picos) nos señala desvíos hacia el Refugio del Chorro ( fuera del sendero PR AV-9) o hacia Navaverdeja por la Lanchuela. El Camino de Piedralaves a partir de este punto deja de estar señalizado discurriendo con fuerte pendiente entre brezos, piornos y una especie endémica del Sistema Central, el Cambrión. El puerto de Navaluenga marca el punto más alto del recorrido desde donde observamos una magnífica vista de los Valles del Alberche y Tiétar (solo recomendado para montañeros y senderistas con mucha experiencia, no pertenece al sendero señalizado del P.R AV-9).
El sendero señalizado discurre ahora entre fuentes ( Fuente Fría, La Fuente de Cemento), su trazado es ligeramente descendiente y nos conduce al “Majal de Navaverdeja”, tras cruzar por las Garganta del Horco y Risquillo Martín. Una vez en Navaverdeja descubrimos un chozo pastoril de tiempo inmemorial. Cuando hayamos cruzado la garganta de Lanchamala, junto al Castañar de la Pedriza, regresamos por el camino de Agua Clara hasta Navaluenga.

senderismo

© Todos los Derechos Reservados 2014 Excmo. Ayuntamiento de Navaluenga
Desarrollo por ovnyline