Excmo. Ayuntamiento de Navaluenga - registro@navaluenga.es
registro@navaluenga.es

Breve historia de Navaluenga

Las tierras de Navaluenga han estado habitadas desde la época pre-romana. Grupos semi-nómadas ganaderos adaptados al medio vivieron en la recónditas y escabrosas riberas del Alberche y la Gaznata.

La vida urbana surgió en época visigoda, como demuestra la necrópolis del Cerrillo de San Marcos (S. VI-VII). Este poblado se transformará en una pequeña población mozárabe que perduraría hasta el siglo XI, en el que se conquista y repuebla la zona por el conde D. Raimundo de Borgoña, yerno de Alfonso VI.

Según la “Crónica de la Población de Ávila” es tomada de nuevo por el caudillo árabe Alhamar y reconquistada por las tropas abulenses al mando de Sancho de Estrada el 22 de Julio del año 1090. Navaluenga es citada por primera vez en un documento fechado en Toledo el 7 de Febrero de 1172 (como NAVA-LONGAM) y el 6 de Febrero de 1250 en la consignación de rentas ordenada por el Cardenal Gil Torres a la Iglesia y el Obispado de Ávila.

Siendo quizás más conocida su cita en el “Libro de Montería” del rey Alfonso XI en 1344, donde se narra que estando de caza en los frondosos bosques de Navaluenga prolongó su estancia cinco días hasta dar caza a un oso

Las Cabreras de Nava Luenga son buen monte de osos, tanto en invierno como en verano… y esa noche los monteros durmieron en Navaluenga

El 1 de Julio de 1275, Alfonso X “El Sabio”, da origen a la creación de del Concejo del Burgo con la concesión del “Privilegio de Heredamiento”. Navaluenga, junto a otros 8 pueblos de la comarca formarán este Concejo, una de las primeras instituciones bajomedievales de la provincia. Navaluenga pertenecerá a este Concejo hasta la desamortización de Mendizabal y aparece como núcleo urbano con ayuntamiento propio desde 1837, habiéndose construido bajo el reinado de Carlos III en 1781 sirviendo de casa Consistorial Juzgado, cárcel y escuela pública.

NECROPOLIS MEDIEVAL

El yacimiento arqueológico altomedieval de Fuenteávila data de siglo IX al XII. Configuran su Necrópolis al menos 15 sepulcros, excavados en los lanchares graníticos, que se distribuyen en 7 conjuntos de enterramiento muy próximos entre sí. Este tipo de yacimiento es frecuente en las zonas serranas de la provincia de Ávila, correspondiéndose con áreas sepulcrales cristianas que pertenecían a pequeñas comunidades de aldea, dispersas por las sierras, cuya base económica era la ganadería y que se mantuvieron al margen de los focos de influencia, por lo que conservaron numerosos arcaísmos.

Foto:  Javier Usúa de la Peña Fuente: Flickr
Foto: Javier Usúa de la Peña Fuente: Flickr.com

© Todos los Derechos Reservados 2014 Excmo. Ayuntamiento de Navaluenga
Desarrollo por ovnyline